Los compuestos orgánicos son sustancias químicas que contienen carbono y se encuentran en todos los elementos vivos. Los compuestos orgánicos volátiles, a veces llamados VOC (por sus siglas en inglés), o COV (por sus siglas en español), se convierten fácilmente en vapores o gases. Junto con el carbono, contienen elementos como hidrógeno, oxígeno, flúor, cloro, bromo, azufre o nitrógeno.

Los COV son liberados por la quema de combustibles, como gasolina, madera, carbón o gas natural. También son liberados por disolventes y pinturas. Algunos ejemplos de compuestos orgánicos volátiles son: benceno, tolueno, nitrobenceno, formaldehído, clorobenceno, tolueno, xileno, acetona, percloroetileno o tricloroetileno.

Los compuestos orgánicos volátiles presentan propiedades características responsables de sus efectos sobre la salud y el medio ambiente. Son compuestos volátiles, liposolubles, tóxicos e inflamables.

Volatilidad: Son compuestos orgánicos que se evaporan rápidamente a la atmósfera. Esta propiedad da lugar tanto a contaminación atmosférica como a importantes riesgos para la salud. La vía de entrada más peligrosa al organismo es la inhalación.

Liposolubilidad: Son moléculas orgánicas y por lo tanto son liposolubles, presentan afinidad por las grasas y se acumulan en los tejidos grasos del cuerpo humano. Productos resultantes de su metabolismo dentro del organismo si presentan hidrosolubilidad.

Inflamabilidad: Generalmente son compuestos inflamables, es decir que arden con facilidad en contacto con el aire.

Toxicidad: Las propiedades tóxicas van a depender de cada compuesto y de las condiciones de exposición. A corto plazo pueden causar reacciones alérgicas o mareos y en exposiciones más prolongadas se relacionan con lesiones neurológicas y otros efectos psiquiátricos como irritabilidad, falta de memoria, dificultad de concentración…

Existe en nuestro país y en toda Europa una normativa muy exigente en materia del control de emisiones de COV’s a la que están obligadas todas las empresas. El incumplimiento de los límites de emisiones establecidos puede conllevar importantes sanciones económicas e incluso el paro de la actividad.

GAMOHER proporciona soluciones eficientes para resolver el problema de las emisiones de COV’s en las empresas y con ello, facilitarles dar cumplimiento a la legislación vigente con el menor coste posible.

En este sentido, GAMOHER instala sistemas de extracción de gases en cadenas de producción, hornos y cabinas de pintura, sistemas de desengrasado de piezas, etc… En función del caudal de los gases a procesar, la concentración y tipología de los COV’s, la solución se decantará hacia la implementación de filtros de carbón activo o un sistema de oxidación térmica, con o sin recuperación de calor.

Póngase en contacto con nosotros, expónganos su problemática y le asesoraremos sin compromiso a cerca de la solución más eficiente y adecuada a su caso.