Existen procesos industriales donde se produce polvo en una atmósfera con alto grado de humedad, como por ejemplo el enfriamiento de escorias en siderurgias o el corte y pulido de mármol. Cuando se trata de filtrar el aire, en estas circunstancias no es aconsejable el empleo de sistemas convencionales como un filtro de mangas o un filtro de cartuchos, dado que las partículas húmedas formarían una capa que quedaría adherida sobre el elemento filtrante impidiendo su correcto funcionamiento.

Para resolver estas situaciones, GAMOHER diseña e instala sistemas de filtración vía húmeda.

El aire húmedo cargado de polvo se introduce en el sistema de filtración a gran velocidad, donde entra en contacto con una cortina de agua. El polvo se adhiere al agua y juntos entran en un régimen de turbulencias a modo de ciclón en el interior del sistema. A mayor pérdida de carga, mayor es la capacidad de filtración. El ciclón separa por un lado el aire limpio que es extraído por medio una obertura superior, mientras que el agua con las partículas de polvo se recuperan por la parte inferior hasta un tanque de descarga. Opcionalmente y en función de las necesidades del cliente, este tanque de descarga se emplea para decantar y concentrar las partículas formando un lodo. Este lodo puede introducirse en un filtro prensa o filtro helicoidal, para acabar de decantar el agua de la materia seca. El agua puede recircularse y la materia seca se obtiene en forma de tortas.

Los sistemas de filtración vía húmeda GAMOHER tienen otras interesantes aplicaciones, en entornos donde el polvo se obtiene a muy alta temperatura o donde el polvo presenta riesgo de inflamarse o de explosión.

Para mayor seguridad, le aconsejamos que se ponga en contacto con nosotros, estudiaremos su caso particular y le aconsejaremos la mejor solución.