Existen muchas empresas que emplean tanques o recipientes para el almacenamiento temporal de líquidos como combustibles o materias primas que son inflamables y con un alto grado de volatilidad.  Son recipientes que se llenan y se vacían de forma asidua, en función de la producción, a través de canalizaciones y otros tanques de transporte.

Dentro de estos recipientes existe una zona a la que se denomina espacio vapor, que se corresponde al volumen existente por encima del líquido hasta el techo del tanque.

Existen una serie de factores, que hacen que el aire del espacio vapor se comprima o se expanda. Cuando el tanque se llena, el aire del tanque se comprime, suponiendo que el recipiente fuera completamente estanco. El calor, también puede provocar una dilatación del líquido y por tanto una compresión del aire.

Para evitar situaciones de peligro, estos tanques acostumbran a incorporar mecanismos de venteo, que alivian la presión del aire. Dependiendo del contenido del tanque, las emisiones de gases por el efecto de venteo, pueden ser contaminantes. Si estas emisiones superan los límites exigidos por la normativa aplicable, será preciso incorporar un mecanismo de filtración.

GAMOHER suministra filtros que permiten evitar o reducir el nivel de emisiones provocadas por estas situaciones que se han descrito. Son filtros de carbón activo, adaptados en tamaño a cada casuística. Los filtros de carbón activo GAMOHER están especialmente indicados para esta problemática donde las emisiones no suelen ser constantes en el tiempo. El filtro, proporciona un mecanismo de captación de las emanaciones intempestivas de contaminantes, que en muchos casos se corresponden a Compuestos Orgánicos Volátiles.

El caudal, la composición del gas y la asiduidad de las emisiones, determinarán la durabilidad de los filtros. GAMOHER emplea siempre carbón activo de primera calidad, es decir, con un alto grado de superficie específica.